involucion

Nunca en la historia, los medios de incomunicación han tenido tanta influencia sobre las personas comunes, organizaciones políticas y sociales. El avance de las ciencias (especialmente las sociales) y las tecnológicas que, nos lleva a una monumental acumulación de datos personales que no tiene precedentes en la historia, por lo tanto ya no existe el anónimoto, no tienes vida “privada”… les pertenecemos.

 La naturaleza compleja del Big Data se debe principalmente a la naturaleza no estructurada de gran parte de los datos generados por las tecnologías modernas, como los web logs, la identificación por radiofrecuencia (RFID), los sensores incorporados en dispositivos, en la maquinaria, los vehículos, las búsquedas en Internet, las redes sociales como Facebook, Twitter computadoras portátiles, teléfonos inteligentes y otros teléfonos móviles, dispositivos GPS y registros de centros de llamadas, en definitiva el fin de la intimidad o si quieres de la clandestinidad.

Te hacen creer que te esta intercomunicación con otras personas que en la mayoría de los casos no conoces, pero de todas formas interactúas. Los principales beneficiados son los EE.UU. (Pentágono), Israel, Rusia y China, si quieres a este último podes relacionarlo con la base de control satelital en la Patagonia Argentina.

La puerta de entrada para las mayorías de los pueblos, son los buscadores como Google, Yahoo, Bing todos estos de EE.UU. entre otros, que a su vez venden sus datos a las agencias internacionales mencionadas y fundamentalmente a los medios de incomunicación llamadas justicieramente la “prensa canalla” especializadas en colonizar las mentes de las personas, es decir crear matrices de opinión sobre cualquier cosa o suceso. Son los que te marcan la “agenda del día”. Y no se trata si la noticia se refiere a un accidente automovilístico, o el fallecimiento de algún personaje conocido, se trata de las guerras por las hegemonías que tienen relación directa con los intereses geopolíticos y económicos de las potencias mundiales sean estas, asiáticas, Europeas o Norteamericanas, y por supuesto ya la tienen “marcadas”, a sus víctimas, que son las que poseen riquezas estratégicas, y uno de ellos es Venezuela fundamentalmente, sino a toda Suramerica por muchas razones, que todos sabemos.

Pero todo lo escrito hasta aquí, no comienza ahora, sino por los años 2003 con un documento estadounidense llamado “Proyecto americano para la nueva centuria”, continuando hasta nuestros días, hay que leerlo porque es bastante nuevo en comparación con la doctrina Monroe. Pero si consideras que esta doctrina es muy antigua, hay otras que van en el mismo sentido como por ejemplo “Gene Sharp y su teoría de golpes blandos" o esta otra posición expresado en el artículo Trump, “El general Mattis y la guerra asimétrica contra Venezuela” y siguen trabajando en la misma línea con otro plan solo para reforzar las anteriores “Plan Atlanta: ¿Un Cóndor suave?”, repito debemos leer, sé que a algunos les pesa la lectura, pero es la única forma de romper los cercos mediáticos y abrir nuestros cerebros cuasi colonizados.

Al margen de lo escrito, me gustaría hacer una reflexión respecto a los medios de comunicación. Nosotros somos millones con la posibilidad de pensar con cabeza propia, es decir dejar de ser OBJETOS, para transformarnos en SUJETOS, ¿Se entiende la diferencia, entre esas dos categorías?. Todos poseemos hoy en día una PC de escritorio, una notebook o simplemente un teléfono inteligente, del mismo modo también tenemos cuantas en las redes sociales, especialmente en Facebook, Twitter, Instagram etc.

¿Se puede salir de esta trampa? Sí, aunque debas tratar de ir a los medios alternativos de comunicación por medio de cualquier plataforma, ya sé que no es cómodo abandonar los portales clásicos, en argentina digamos Clarín, La Nación, en Chile El Mercurio, en Venezuela El Nacional y así de seguido, eso quiere decir que cada día más deberemos esforzarnos para no comer “carne podrida” o como hoy es denominado “fake news”, las noticias falsas. Especialmente cuando las “noticias” vienen de las redes sociales, concretamente la situación que vive el pueblo venezolano, que está sufriendo una guerra despiadada a escala mundial, mediática, económica y probablemente militar, esperemos que esto último no suceda, es por este motivo que en esta nota un poco desprolija, hay varios links para revisar y comparar no solo lo de Venezuela sino de toda Indo-americana. Por último creo que hay bastante material para leer y ustedes como sujetos pensantes, puedan sacar sus conclusiones, es muy difícil polemizar con el que ignora.

El Dengue