triple

En la historio-grafía de América del Sur, “triple alianza” designa a la guerra que desataron Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay entre 1865 y 1870, y que provocó la destrucción del que en ese momento era el país más industrializado de la región. Por eso, visiones críticas de las oligarquías que en aquella época gobernaban a los países agresores, suelen designar a aquel proceso bélico como la “guerra de la triple infamia”

Lejos de aquellos significados, trasladar esas expresiones y ampliadas en la actualidad política argentina puede resultar útil para señalar el peso que tienen los cuatro actores a quienes puede nombrarse por sus identidades personales Mauricio Macri (la gran burguesía industrial, la concentración oligárquica), Héctor Magnetto (la propaganda esencial para construir una “nueva” subjetividad de masas), Ricardo Lorenzetti (CSJ, andamiaje jurídico del poder real) y el triunvirato de la CGT (muralla necesaria para contener o desvirtuar o “traicionar” según sus necesidades políticas), aún cuando lo que importa políticamente no son los individuos mismos sino el poder que encarnan, la articulación de intereses que los vinculan, y el plan político que llevan adelante desde hace dos años (por no decir desde la fundación del capitalismo en lo que se llama Argentina). Más allá, incluidas las discrepancias circunstanciales, peleas personales o contradicciones secundarias, de todos los “sectores” en pugna, Los objetivos estratégicos todos conducen al mismo “puerto”, el sometimiento de lo que ellos llaman las clases sociales subalternas.

Señalar a Macri, Magnetto, Lorenzetti y la CGT como la cuádruple alianza que gobierna la Argentina desde el 10 de diciembre de 2015, es una manera simplificada pero realista de interpretar cómo está configurado el sistema de decisiones y construcción de hegemonía que permiten llevar adelante el actual proceso de restauración oligárquica o conservadora.
La concepción amplia del término: oligarquía como gobierno de las élites, de las minorías privilegiadas. Gobierno que ejecuta políticas en favor de los más ricos y poderosos, y por lo tanto contrario al la clase obrera y a los derechos de las mayorías populares.
Algunos ejemplos concretos pueden llevar claridad para hacer más visible el modo en que los cuatro aliados interactúan.
En primer lugar, suponiendo que exista un segmento importante de trabajadores con alguna conciencia de clase, no nos sorprende que los “dirigentes” de la central obrera, como en otras oportunidades, hayan trabajado codo a codo y en sintonía con los intereses de las clases dominantes, esto se debe porque la mayoría de los llamados “gordos” son empresarios o socios de ellos. Justamente por este motivo, es que no jugaron ni jugaran, ningún papel central en la defensa de los intereses de los trabajadores y jubilados actuales y futuros.
La “justicia” federal y la Corte Suprema de Ricardo Lorenzetti (desde el punto de vista histórico es un nombre y apellido circunstancial), actúa como la corte menemista de “la mayoría automática”, obedece a los requerimientos del PEN (Mauricio Macri, un nombre y apellido circunstancial ), y el dueño de todos los medios de comunicación en la argentina, administrados por Héctor Magnetto (reitero, desde el punto de vista histórico es un nombre y apellido circunstancial).

triunviro
En el ojo de la tormenta, estuvo la reforma previcional y la que viene es la reforma laboral, en donde pretenden liquidar los derechos conquistados a sangre y fuego por los trabajadores en más de un siglo. Aunque la CGT, seguramente hará algunas escaramuzas (cortinas de humo) como maniobras distractivas (maniobras políticas), pero jamas harán un verdadero programa y un plan de lucha, que contradigan a los intereses de la burguesía (sus socios) intereses que, por otra parate les son propios.
La RESISTENCIA ACTIVA necesaria, dependerá de la Direcciones SINDICALES INTERMEDIAS y las bases obreras de todas las ramas gremiales, en principio será la defensa de las fuentes de trabajo, luego necesariamente las económicas, y posteriormente las reivindicaciones políticas de clase; ¡LA MAS IMPORTANTE!. Estos postulados ¡¡Jamás vendrán de la burocracia sindical Peronista!!, ni (naturalmente) del parlamento burgués.
Estamos transitando una guerra contra los explotadores, que lleva mas de un siglo, con avances y retrocesos a nivel global, aunque resulte reiterativo, es necesario construir una vanguardia de carácter anti-capitalista, cuyos componentes tienen que ser necesariamente las organizaciones obreras consientes, el campesinado pobre y los movimientos sociales unidos, a pesar de su diversidad, bajo un proyecto revolucionario y anti-capitalista. Naturalmente esta tarea que nos debemos, para nada será fácil, por muchas razones; culturales e ideológicas, y terminar con el concepto del “ser y tener”. La burguesía no produce, es parasitaria. Por lo tanto deberían tener en cuenta que, toques lo que toques o consumas lo que consumas, siempre habrá sido hecho por los trabajadores, desde una simple lechuga, una simple cuchara o un celular hasta las complejas máquinas robotizadas, que saturan y producen a la vez, una crisis de sobreproducción, en beneficio de las grandes corporaciones transnacionales: Las crisis en la era senil del capitalismo

El Dengue

A 10 día de haber asumido la Alianza Cambiemos

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

Allanamiento a Cristina Fernandez 22-08-18

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

fidel

monojojoy

JULIAN