• 10.jpghkap5l.jpg
  • 202.jpg
  • 96645_img.jpg
  • 0000452905.jpg
  • alejandro.jpg
  • maxi.jpg

carlosfonseca0.jpg - 17.94 kb

Unidad patriótica

Que sea posible desarrollar un movimiento que no dé la imagen de simple vinculación entre los varios grupos de revolucionarios de nuestros países, sino que se vea la disposición de unidad de las amplias masas explotadas y patrióticas de nuestros pueblos.

Unidad: factor esencialmente dinámico

Sobre la unidad hay que aclarar muchos puntos para que se llegue al convencimiento de que no es una cuestión formal y pasiva, sino todo lo contrario: un factor vivo, esencialmente dinámico. Incluso podemos decir que la unidad sin acción no es unidad, sino grotesca caricatura de la unidad.

Unidad nacional ante la lucha

Hagamos esfuerzos por atraernos a la lucha a las más extensas capas de la población, comenzando por supuesto con los obreros, campesinos y estudiantes, pero llegando también a cierto sector de los ricos.

El pueblo sabra ponerse en pie de combate

El pueblo de Nicaragua -estudiantes, campesinos, obreros y demás personas honestas- sabrá ponerse en pie de combate para forjar la revolución.

Unidad nacional alrededor de la liberación de nuestro país

Somos conscientes que el socialismo es la única perspectiva que tienen los pueblos para lograr un cambio profundo en sus condiciones de vida. Lo que no supone que excluyamos a personas que no piensan igual que nosotros, y aunque pensamos que la guía fundamental deben ser los principios del socialismo científico, estamos dispuestos a marchar juntos con personas de las más diversas creencias interesadas en el derrocamiento de la tiranía y en la liberación de nuestro país.

Unidad nacional: la decisión de llevar a su culminación la Revolución Popular Sandinista

En Nicaragua llega la hora en que se multiplica la acción de los obreros, los campesinos, los pobres todos. Los nicaragüenses honestos, sin faltar sacerdotes, intelectuales y de otras procedencias, integran las filas resueltas a colocar a Nicaragua al Iado de los pueblos que han conquistado la libertad; resueltos, como lo expresan las nuevas generaciones nicaragüenses, a llevar a su culminación la Revolución Popular Sandinista.

Unidad y progreso del FSLN

Resulta fructífero detenerse a reflexionar con relación a la utilidad que de por sí ha traído al progreso del Frente Sandinista la unidad, que en lo fundamental ha predominado en la ya larga actividad que se ha desplegado desde el momento de su fundación.

Tradición unitaria del FSLN: motivo de orgullo

Esta unidad ha permitido una concentración de las energías, lo que ha facilitado quizás decisivamente el progreso del movimiento, hasta convertirse cada vez en mayor grado en la primera fuerza política del país. Es necesario velar por la continuación y desarrollo de esta tradición unitaria, que es motivo de orgullo de los combatientes sandinistas.

La critica constructiva fortalece la unidad

Naturalmente que la unidad no es opuesta a la existencia de un auténtico espíritu crítico en nuestras filas; por el contrario, tal espíritu de crítica constructiva le da consistencia mayor a la unidad y contribuye a su fortalecimiento y continuidad; hay que entender que una crítica mal entendida, que expone la unidad, pierde su sentido revolucionario y adquiere un carácter reaccionario.

No subestimar a nadie: regla de oro para la unidad

El principio de no subestimar a nadie es una regla de oro en el logro de la más completa unidad.

Interés de los trabajadores asalariados y desposeídos: fuente de unidad de un movimíento revolucíonarío

Según lo enseñan grandes experiencias de otros pueblos, la unidad de un movimiento revolucionario tiene la fuente de su vida en la igualdad fundamental de intereses que hace acto de presencia entre los millares y millares de trabajadores asalariados y desposeídos en una sociedad.