• 10.jpghkap5l.jpg
  • 202.jpg
  • 96645_img.jpg
  • 0000452905.jpg
  • alejandro.jpg
  • maxi.jpg

carlosfonseca0.jpg - 17.94 kb

El pueblo alzado en armas

El pueblo nicaragüense será capaz de alcanzar la victoria contra sus infames enemigos empleando como principal método la lucha armada. Solamente el pueblo alzado en armas es capaz de liquidar a la dictadura somocista.

La guerra del pueblo: continuación de la lucha de Sandino

Al planificar la guerra del pueblo contra la dictadura, en primer lugar debemos partir del hecho real de nuestra inferioridad material con respecto a las fuerzas somocistas. Por consiguiente nuestra estrategia, es decir, la línea general de la guerra, es de uno contra diez. La guerra de guerrillas del pueblo contra la Guardia Nacional es la continuación de la lucha contra ese mismo ejército y contra los invasores yanquis que sostúvo el gran patriota Sandino con su Ejército Defensor de la Soberanía Nacional.

Lucha armada: única vía para alcanzar el poder revolucionario

Nuestra organización ha adaptado su trabajo a una línea que consiste en una lucha armada popular. Es la única que puede decidir el triunfo de un gobierno revolucionario.

El único camino viable

En Nicaragua no hay que pensar mucho para convencerse que el camino armado es el único viable. Ya en aquel momento podíamos ver que en la historia de nuestro país ni siquiera los dos bandos oligárquicos surgidos de la independencia de España pudieron relevarse alguna vez de forma pacífica en el poder. Siempre lo hicieron por la fuerza de las armas.

Insurrección, médula de la lucha contra la dictadura

La insurrección popular armada es la médula de la lucha contra la dictadura. La lucha, de acuerdo con las circunstancias geográficas de nuestro país y la gran fuerza material del ejército de la dictadura, tendrá que ser de tipo guerrillero, tipo que tantas victorias produjo al glorioso general Augusto César Sandino.

Voluntad de lucha

Sabíamos que también esa nueva lucha nos tenía que resultar muy difícil debido al aislamiento que habíamos sufrido a lo largo del tiempo en que nos ha tocado actuar, pero no nos quedaba más camino que seguir, a pesar de nuestros deseos de luchar con las armas contra el gobierno, porque todos los golpes que hemos resistido nos habían enseñado que no debíamos dejarnos arrastrar por nuestros deseos olvidados de la realidad.

Tarea inmediata

Nosotros llegamos a la conclusión de que la tarea inmediata de nosotros no podía ser otra que emprender la lucha armada contra el gobierno. Entonces resolvimos preparar los pasos para convertir hechos en realidad.

El fuego guerrillero

Solamente con el fuego guerrIllero podremos romper las cadenas de esclavos. Solamente con el fuego guerrillero haremos de Nicaragua el lecho de un pueblo libre y hermano leal de los demás pueblos del mundo,

La fuerza urbana y rural: motor del movimiento revolucionario

Nuestra experiencia demuestra que la fuerza armada revolucionaria (urbana y rural) es el motor del movimiento revolucionario de Nicaragua. La lucha armada es la única que puede inspirar al combatiente revolucionario en Nicaragua a cumplir las tareas que la dirección revolucionaria decida, ya sean armadas o de otra calidad revolucionaria.

Importancia del movimiento contemporáneo de liberación nacional

La lucha popular nicaragüense, para alcanzar la victoria revolucionaria, debe tener en cuenta la experiencia que ofrece el movimiento contemporáneo de liberación nacional.

Lucha revolucionaria: caracteristicas que debe asumir

La lucha revolucionaria, para culminar victoriosamente, necesita poseer una extraordinaria flexibilidad; pero esto no quiere decir que el aprovechamiento de las formas legales de lucha pueda llegar al extremo traidor de apoyar la farsa electoral.

Emancipación nacional y social

La emancipación nacional y social de Nicaragua se alcanzará a través de la acción armada sostenida por las masas populares y orientada por los más avanzados principios revolucionarios.

Los oprimidos y explotados en armas

Mantenemos nuestra posición de que la garantía fundamental del triunfo revolucionario son los oprimidos y explotados en armas. La violencia es el medio fundamental de lograr la transformación de una sociedad no revolucionaria. Para nosotros, esto es indiscutible. Lo que sí puede discutirse es el mayor o menor grado que asuma, pues puede variar de un país a otro.

Enemigo quien propaga abandonar la lucha

Si a mí alguien de nuestras filas me propone abandonar la lucha guerrillera, yo lo considero como un agente del enemigo. Es cierto que en 1965 nosotros pensamos aprovechar determinadas formas legales en el país. Pero la experiencia nos demostró que no conducía al éxito.