• robi1.jpg
  • robi2.jpg
  • robi3.jpg
  • robi4.jpg
  • robi5.jpg

El día viernes 6 de junio, en un accidente de tránsito en Rosario, murió nuestra compañera Cecilia. De ella podemos decir que su nombre jamás podrá ser asociado a la tristeza, a la indiferencia, o a la falta de compromiso. La identificación con los dolores, sufrimientos y esperanzas de los trabajadores, los humildes y los estudiantes eran su vida.

 

Donde había una lucha allí estaba Ceci, donde había un preso político allí estaba su solidaridad activa, donde se escondía un represor allí iba ella a buscarlo y desenmascararlo a través de los escraches. Ceci, obrera y estudiante, militante revolucionaria, siempre preocupada porque los compañeros estudiaran, siempre organizando grupos de jóvenes trabajadores para estudiar a Marx, Lenin y el Che,  siempre educando con su ejemplo personal, siempre la primera a la hora de la lucha y el sacrificio.

Ceci era una de las mejores exponentes de las nuevas generaciones de revolucionarios que permanentemente genera nuestra clase. Y Porque era una revolucionaria, era tan profundamente humana. Tenía apenas 30 años, pero tenía la alegría de la vida, la risa  contagiosa que empuja en medio de todas las dificultades y los riesgos. Tenía siempre la virtud revolucionaria de aguijonear, cuestionar y criticar el espíritu de rutina, los compromisos formales y las "comodidades" que siempre nos acechan. Ella que tenía toda su vida entregada a la revolución, murió luchando por llevar adelante la misma. Su última tarea ese día, fue ordenar una serie de escritos del Che para ser publicados como homenaje al 80 aniversario del nacimiento del Comandante. 

Por estos días, Ceci luchaba en la primer fila para enfrentar y desenmascarar a toda la ofensiva de los reformistas y oportunistas que quieren apropiarse del Che, para vaciarlo de todo contenido revolucionario y adaptarlo a sus necesidades políticas para engañar a los trabajadores, a los pobres y a todos los explotados, y que durante esta semana piensan transformar a Rosario en una especie de centro de peregrinación, con inauguración de estatuas, festivales y talleres en donde Socialistas, Kirchneristas, burócratas sindicales, oportunistas y reformistas de izquierda, piensan hablar mucho y hacer nada para llevar adelante la lucha por el poder para los trabajadores, la revolución socialista y luchar para derrotar al imperialismo y las burguesías autóctonas cómplices del mismo. En estas actividades la sorprendió la muerte absurda e incomprensible.

Ceci ha sido un ejemplo para todos, para los jóvenes y los viejos revolucionarios. Nacerán del seno de nuestro pueblo muchas otras Cecis. Pero ella, con su risa eterna, con su alegría siempre a cuesta, con su observación critica siempre a mano, ella siempre estará con nosotros, jamás la olvidaremos. Haberte conocido y haber podido luchar junto a vos, es una de las tantas alegrías que nos brinda la vida de revolucionarios.

           ¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, QUERIDA E INOLVIDABLE CECI!!

Dirección Nacional del

PARTIDO REVOLUCIONARIO GUEVARISTA

 Guevarista Web

fidel

monojojoy

JULIAN