• robi1.jpg
  • robi2.jpg
  • robi3.jpg
  • robi4.jpg
  • robi5.jpg

juana

Esto es para todas las generaciones, pasadas y presentes. La cultura dominante de la burguesía, que cuenta con su propio aparto educativo e ideológico, político y clerical, producto de la herencia colonial española, nos dejan grabadas profundamente, en sus usos y costumbres, para toda nuestra vida. No todas las personas tienen la capacidad de recrear un pensamiento crítico, y no es por culpa exclusiva de ellos, sino que es producto de un ordenamiento planificado por las clases dominantes.

 

Las iglesias –todas- cumplen un papel fundamental en la formación de los niñxs, especialmente cuando desde muy pequeños, son adoctrinados “religiosamente y minuciosamente”, sea en instituciones laicas o religiosas, la frase más repugnante es sin lugar a dudas es: Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios y la otra más estúpida todavía es: Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos. Te puedo asegurar que, con estas dos frases, la burguesía no puede dormir, por la preocupación que les pesa. Pero este es el primer paso cumplido por el sistema.

El segundo no es menos importante, ya que, en esta etapa, los niños y niñas, comienzan a escribir, leer y tomar los primeros conocimientos de los símbolos patrios, y sus fechas recordatorias, sin duda todo lo antedicho va formando una idea agobiante sobre ciertos próceres, familias patricias –los “herederos” de la colonia- bordando símbolos “patrios de la época”, el himno nacional –que jamás completan- con sus estrofas, la escarapela y otras, cuestiones que no vienen a cuento.

El tercer paso, es la consolidación de la mentira histórica, como una de las formas de ir definitivamente construyendo una especie de cultura “colonizada” y el “sentido común burgués”, lo lamento por las maestras y maestros. Estos últimos fueron y son víctimas del aparato ideológico del sistema burgués que transmiten día a día, a cerebros fértiles y habidos de conocer diferentes temas “nuevos” que luego padecerán en sus propias vidas.

Pero esto no solo queda ahí, hasta tienen el tupe de meternos en la cabeza, las “bondades” que supuestamente tienen las instituciones creadas –para sus beneficios- y se trata lógicamente de la famosa “división de poderes”, pero lo peor de todo es el relato que nos dice que, porque votamos cada dos años, nos hicieron creer que vivimos en una “democracia”, cada vez que avanzamos en el tema, las cosas se ponen más fuleras.

Siguiendo la carrera educativa, sin contar a todos aquellos que quedaron en el camino, por razones impuestas por el sistema dominante, especialmente por problemas económicos., en donde los patronos castran la posibilidad horaria, de las cuales tienen derechos por estudio.

De todas formas, los que cursan carreras universitarias en el fondo lo que buscan, es ascender socialmente, abandonando o alejándose cada vez más, de la clase obrera, esta que les da la oportunidad de estudiar –mayoritariamente- en instituciones públicas, de forma gratuita, ¡¡LA UNIVERSIDAD PÚBLICA!!

colon 1

La mayoría, una vez terminados sus estudios (salvo raras excepciones), son absorbidos por la cultura capitalista burguesa, aunque épocas de estudiantes hayan militado en agrupaciones universitarias de izquierda, las vidas los van llevando a asimilar y aceptar lo que fueron acumulando desde los jardines de infantes, hasta –en algunos casos- en niveles universitarios, el plan originario del aparato ideológico del estado burgués.

Al transitar todo el recorrido, no me sorprende la actitud del pueblo en general, la aceptación de la ruptura del “orden constitucional” en pleno desarrollo, por la dictadura del actual gobierno, en donde se asesina y reprime todo lo que huele a mantener derechos, laborales de todo tipo, desde científicos hasta obreros.

¿Existe una salida? Por supuesto que sí, la herramienta imprescindible es la construcción, en principio es la unidad del llamado campo popular nacional y popular, anticapitalista y antimperialista, que rescate los ideales del “Che”, Sandino, Juana Azurduy, José Martí, con el objetivo de consolidar la Patria grande.

Esto implica, la construcción de una cultura contra hegemónica impuesta, de esto se trata esta pequeña reflexión. 

fidel

monojojoy

JULIAN